abril 25, 2006

Salen a Triunfar


SALEN A TRIUNFAR
Carlos Ayala

Salen a triunfar, estos putos
Insulsamente juegan con la bolsa de ilusiones de la que se proveen
Salen a gastar un tiempo que no es propio ni suyo
Salen y toman tanto de todo como pueden, siendo todo tan ajeno como sus voces y la casa en la que se hacen vivir
Y sin embargo encantan y nacen.

Después del tiempo desaparece su ambición por todo, queda la molestia de poseer y no saber nada propio nunca. Deshabitan buscando a quién mortificar
¿Cuánta imposibilidad los inunda?
Ni ellos mismos saben donde está, la imposibilidad, por supuesto, ni la pregunta
Para esto se hacen manuales que autoayudan a evitar el cosquilleo de la razón.

Ya no están tan resueltos como antes de las guerras, las posibilidades son mayores y salen a triunfar, buscan la búsqueda, no la dejan estar, ella asustada pasea sin saber, mientras ellos hacen posibles sus desencuentros, sus habitáculos inmundos, sus relaciones tan necesarias y cansadas.

Salen a triunfar en mi barca, la que no es mía ni la más vencida, la menos preciada barquita, esa que solía inundar en el gozo de todos sus fracasos y que en un dos por tres desocupo si es para uno nuestro.

¿Vieron? Salen a buscar la sal de lo que no está para preparar, y triunfan a pesar de todos y de ellos, que no saben habitar. Ahora yo busco las palabras que inunden la balsa que es mía y por lo tanto tuya, palabras que arranquen sudor de mí, que maltraten al tiempo, que arrullen palabras menos simples a ver si alguien las roba y sale a triunfar.

Si el rumor se confunde o se previene ante el poder de mi incapacidad, lo haré cierto para el gozo de todos, para no ver su indigna falta de alimento y su más indigna apariencia; por no dejar oler la halitosis propia. Ante todo los perfumes y los pelos bien desenredados, que no se vea la necesidad, esto decían en casa cuando niño. Todo estará bien si nos convencemos, y esto basta ahora para salir a triunfar, sin talento, sin esfuerzo, tan sólo la actitud que en el camino todo se resuelve con apuro.

¡Vamos a triunfar en nombre de todas las cosas insulsas e inútiles que nos hicieron necesarias!

¡Vamos pues, gocemos de los triunfos ajenos, esos que nos proyectan! ¡Qué ilusión perfecta, ya nuestros logros fueron hechos por otros...!

...pero entonces no hace falta salir a triunfar, si nacimos todos tan gananciosos. El esfuerzo está en salir a buscar el manual. Por un par de centavos que cuesta la libertad se obtienen las letras para triunfar...

...lo extraño entonces es mi incomodidad, sabiendo que ésta es mi barca, mi casa y mi verdad.

Tan inseguro de ser el dueño de estas palabras, poseo pues la ambición de poseer sus barcas, sin remos, sin timón, sin viento, aunque la mía siempre lo posea por la voluntad no pedida o querida.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO