mayo 14, 2007

Caribús - Colaboración desde México


CARIBÚS
Eduardo Lucio Molina y Vedia

Tiempo tuvieron
de rumiar su odio,
asidos, frente a frente,
al ramaje trabado
de las cornamentas.

Adrenalina convertida en hiel
corpulencia desecada en costillares
de sangre y sed
bajo último sol.

Apaga el forcejeo estéril
un ensamble de muerte.

Jadeo de la brama,
el apareamiento colectivo
ignora el ritual
de los machos en celo.

Une dos terrores
la parálisis,
bestia de ojos enfrentados.

Arroyos y pastizales
del trópico africano
ven músculos y vísceras
reducirse a osamenta.

La manada se va.

Quedan dos obstinaciones,
dos tristezas animales.

Un par de esqueletos
que el viento cruza
en la desierta llanura.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO