agosto 05, 2007

Ciudad Bajo la Niebla - Colaboración desde Colombia


CIUDAD BAJO LA NIEBLA
Edgar Cortés Mendieta

Otra ciudad en penumbras espera tu guiño, a otras lunas abierta, con sus alas extendidas sobre la sabana, hincada en la tierra picoteando sus entrañas ardientes. Como oros has buscado el sentido, que nada escape a tu hacha, a tu cuerda. Esta ciudad escondida todo lo recicla, todo en ella retorna con otros colores, con otros lenguajes, camuflado el verso entre las basuras y los extravagantes titulares. Solo basta un movimiento de tu mano o una sonrisa o una palabra extraviada que se adhiera al muslo y acumule la gracia. Sólo basta el temblor del rocío en tu retina que recorre los lugares de la calle, acaricia el metal, sufre la aspereza del asfalto y huye de los motores. Una mano invisible trazó los umbrales en los muros grafiteados, ahí está la entrada, solo tienes que oír las corrientes subterráneas, hay quienes hacen cuevas bajo la calle buscando el agua, las piedras preciosas y las tallas engastadas por nativos en el tiempo perdido. El fondo de la copa conserva la cifra. Hay quienes no esperan el amanecer y aún en penumbra atraviesan toda la ciudad buscando la entrada, trasiegan en buses y en camiones, conversan sobre regiones devastadas, han habitado cielos vengativos y festines de cerdo y machetes iracundos. Quisieras tu nombre escrito en la piedra, en aguas que regresan al río oscuro, en los palacios sellados, en las mesas servidas que quedaron abandonadas por la huida. Cada mano que tiendes al cielo, cada mirada que pones en el hombro y en la cadera del público, contiene el grito, lanza el fruto que estallará en vendimias. Hemos llegado a la ciudad por generaciones a instalar carpas en los portales, hemos llegado a poner las piedras coloridas en los espacios ocupados por los emblemas reales, hemos sembrado huertos para alimentar animales domésticos y sueños imposibles. Hemos elevado plegarias con promesas de amor eterno, pero el amor es viajero y carga pocas cosas de valor, solo deja recuerdos, pistas, cuerdas para morir o para buscar la salida. La ciudad permanece oculta bajo la niebla para quien quiera verla.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO