junio 14, 2007

Los Ojos - Colaboración desde Corrientes, Argentina


LOS OJOS
Oscar Portela


a Carlos Vitale.

Me miras. Y desde ti me veo. Soy yo otra vez.
En el azul profundo de mar de tu mirada caben
todos los cielos. Me miras. Estoy aquí. Soy un
viento. Soy índigo. Sólo para mí mismo esta fluyendo
mi vida como un río mirado y visto.

Soy esta apuesta. Y te contemplo. ¿De lo contrario
cómo me miraría yo en tus ojos?. ¡Helas!

No tienes tiempos. Y tiene el tiempo alas. El orden es.
Y responsable soy de ese llamado al que contesto
sin misterio ninguno. Vuelvo a ser yo y espero.

Somos hijos de Adán. Somos su sombra y su retorno todo.

¿Qué me lleva hacia ti sino el deseo? Sube desde tu boca
astral un tiempo que se abre como dulce durazno
y sangra mi alma en tu nostalgia pura
de otra patria lejana.

¿Qué me dicen tus ojos, tu mirada? ¿De qué secretos sellos
demoníacos preservados por las semillas
de otras tierras me dictan estos arrobos y estas danzas?

Tu frente el mar, el mar sobre esos ojos sin olas y sereno.

Y en cuadratura exacta la barbilla de lo que fuera fauno
y es mortal ahora. Hijo de un ángel desamparado y triste.

Agrio sabor de un silbo vulnerado por la envidia de Apolo
ya vencido por Marcias. Hay fuegos y lamentos en tus ojos.

El secreto sellado en una urna egea clama por ser colmado.

Y el eco de tu llamado vibra sobre tus puros pómulos.
Oratorio donde se deposita un beso.

Todo tu rostro es un llamado en sombras.

Y yo respondo con cánticos profanos. Sólo tendrías que adelantar
la mano y el viento de ser en abundancia
derramaría todo.

Me miras y devuelves a mí constantemente. A lo que fui
y a lo que soy de nuevo.

Un mensajero solo. El servidor de un Dios ya desterrado
que espera del mortal su guarida segura.

Su aposento y su cuna. El reposo final en ésta tierra.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO