junio 16, 2007

Ventrículos Secos - Colaboración desde Bogotá, Colombia


VENTRÍCULOS SECOS
Lina María Medina

Notó varias noches que las cavidades se hacían cada vez más amplias,
que un malestar, inherente al típico lamento de la enfermedad, embargaba la pulsión.
Esos marcapasos baratos de jugueterías antiguas a veces sirven
pero, ¿en qué momento su propia cura trastocó su misma esencia?

Fatigada por el hastío de lo monótono
de intentar crear lo que no se ha inventado
y padecer a muerte el síndrome del ventrículo izquierdo,
renunció a su única esperanza
volvió insuficiente la potencia precisa
negó que aún estaba viva.

Trágica estrategia fue pensar que todo era inmutable,
la trasgresión de algún modo parió el derecho a creer
que los muertos andaban vivos y los vivos andaban muertos,
acaso fue ella la que por no ensuciarse yació.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO