julio 09, 2007

Una Extraña Me Habita - Colaboración desde Estados Unidos


UNA EXTRAÑA ME HABITA
Nubia Krug

Me miro al espejo
y en él sólo veo el reflejo de un rostro
invasor, inherente… Extraño.
Vislumbro una mirada órfica
triste, de pájaro abandonado.
El cabello revuelto, grifo, despeinado,
la piel amarillenta, casi blanca,
es sólo preludio de gestos amargos,
de bruma, de gris, de desesperanza…

Y hoy me pregunto, ¿quién es?
¿De quién, es este rostro, invasor, inherente… Extraño?
Este rostro de mejillas secas,
de río desaguado, de cuencas violetas,
este rostro desierto, de penas inundado,
de mejillas húmedas, de lunas pulverizadas,
este rostro derrotado, Exánime, cascado.

Y mi voz fuerte, insurgente, me contesta
¡no sé, no sé… de quien es, este rostro
invasor, inherente… Extraño!
Y mi voz exaltada, jacobina, se derrama…
¡Este no es mi rostro...! ¡Este es, el rostro
de una extraña, que me asalta, que me habita!
¡Una extraña, que me ha robado el alma!
Una extraña a la cual, quizás… mañana,
le daré la despedida, cuando apunte el alba.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO