julio 20, 2007

Versus - Colaboración desde México


VERSUS
Eduardo Lucio Molina Y Vedia

Siempre quise que el hombre que me amara no fuera de aquellos que se jactan de extraer de las mujeres sus máximas posibilidades de realización.

Esos voluntariosos feministas son el ejército de salvación del tedio y una fuente inagotable de culpas y obligaciones.

Resulté fea, pero tengo mi estilo. Sé muy bien lo que puedo dar y sería feliz con mucho menos.

“Soy tuyo”, me decía el cabrón, pero le hablaba a su fantasía. Y yo no soy una fantasía sino un pedazo de carne con ojos.

Como la mujer colgada de la pared, odio que se fijen en la maestría de la pincelada y el equilibrio cromático en lugar de mirarme.

Los años pasarán y entonces nadie en verdad verá la obra y no importará tanto la consagrada técnica pictórica, sino mi realidad disecada por el arte.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO