septiembre 04, 2007

Canto A Mí Mismo - Colaboración desde Argentina


CANTO A MÍ MISMO
Oscar Portela

A María Del Carmen Suárez
la hermana que Dionisos
me dio y fue promesa suya.

Me celebro y me canto a mí mismo cuando
la muerte me busca ya desde el pasado
para esparcir mis huesos hacia los broncos
vientos del futuro y entregado a mi Dios, oh Dionisos,
me celebre y le cante a los huesos y las cenizas que llevarán
las lluvias del estío hacia el dios Paraná que es nuestro río.

Nada rescataría el acto de haber nacido demasiado tarde para
los dioses y temprano para el “ser” que yo estoy siendo
esto que estoy soñando:

Estoy desnudo ahora. Desnudo soy sólo carne y cuerpo.
Finitud y hambre de eternidad y celo eterno.

No otra cosa soy y no me moriré en París con aguacero
pues ya nada recuerdo y en esta ”nada” un sol se abre para
mí como amapola del cuerpo tuyo aquel al que yo
consagré la eternidad de todo devenir y todo tiempo
que es sólo fábula para que con mis carnes aún en primavera
coronadas y olvidadas del canto que a mis húmeros
dispersos en el viento por los grises caminos
que la vida lanzó como aurea estela te saciarás el hambre
de dios y amante —que los rayos de luna— nunca jamás
tejidos por la araña de la repetición eterna hacia aquel renacer
del áureo beso que hacen uno del otro al mismo tiempo.

Todo permite entonces que a mí mismo me cante
y celebre al espectro que soy y al fuego que aún arde
en mis tobillos, al pabilo que alumbra tus bellos genitales
oh dios que todo lo procreas, aún la nada, esta que ahora soy
y aunque me cante y me solace en esta soledad
—la séptima del día— dejarás en mi vientre
tu semilla de luz y la simiente del verbo donde engendré
la nada de este amor tan estéril como la vida misma
con que ahora corono mi camino, este canto a mí mismo,
este poema, mientras grises cenizas y húmeros macizos
se dispersan en el finito cetro de tu reino.

No comments yet

 
Theme By Arephyz, Modified By: §en§ei Magnu§ and Powered by NEO